Amigos en la Fe

Lugar de encuentro FRAYNELSON.COM

UNAMONOS EN ORACION POR LAS VOCACIONES SACERDOTALES Y RELIGIOSAS

Dios, Padre y Pastor de todos los hombres, Tú quieres que no falten hoy día, hombres y mujeres de fe, que consagren sus vidas al servicio del evangelio y al cuidado de la Iglesia.

Haz que tu Espíritu Santo ilumine los corazones, y fortalezca las voluntades de tus fieles, para que, acogiendo tu llamado, lleguen a ser los Sacerdotes y Diáconos, Religiosos, Religiosas y Consagrados que tu Pueblo necesita.

La cosecha es abundante, y los operarios pocos. Envía, Señor, operarios a tu mies.

Amén.

Vistas: 694

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Amigos en la Fe para agregar comentarios!

Únete a Amigos en la Fe

Comentario de Jose Garcia Santiago el abril 25, 2012 a las 2:36am

Como me dijo un Frayle Capuchino..."No desesperes que las normas de la Iglesia no son las normas de Dios"

Comentario de Jose Garcia Santiago el abril 25, 2012 a las 2:35am

Saludos Raul, mi intencion es consagrarme como obrero con las mangas aremangadas para hacer de este lugar un poco mejor. El inconveniente ser divorciado por causa ajena a mi voluntad y tener un hijo de tres años años que no me dejan ver hace dos. Eso me me impide entrar en ninguna congregación. Aunque al estilo ermitaño oro en soledad por mi y los míos que son todos ustedes. Además estoy en el limite de edad 40 años. Espero que Dios y ustedes me den fuerzas y me aconsejen para que esta vocación tardía no se pierda en un mar de burocracia religiosa. Porque Jesus, tuyo soy y tuyo seré.

Que sea tu voluntad. Amen.

Comentario de Clarita Asumu Cawan el abril 20, 2012 a las 2:12pm

Soy devota de la Virgen en la Advocacion de Rosa Mistica, nuestro objetivo principal es rezar por las personas consagradas y esta es una oracion que debemos de rezar todos los dias por las personas consagradas. Que Dios les bendiga, les libre de las tentacion del mundo y de la carne, que la Madre Virgen Rosa Mistica les proteja con su manto maternal. Amen.

Comentario de Maria Isabel Campillay Paz el abril 17, 2012 a las 8:05pm

Oarción por los Sacerdotes

Oh, Dios eterno y omnipotente, mira el rostro de tu Cristo, y por amor a Él, que es el Sumo Sacerdote eterno, ten piedad de tus sacerdotes. Recuerda Dios misericordiosísimo, que no son sino unos seres humanos, débiles, frágiles. Renueva en ellos la gracia que han recibido por la imposición de las manos del Obispo. Guárdalos cerca de Ti, para que el enemigo no prevalezca contra ellos; a fin de que nunca hagan nada que desdiga en punto alguno de su sublime vocación.

Oh, Jesús, a Tí ruego por tus sacerdotes infieles y tibios; por tus sacerdotes que laboran en casa o fuera en campo de misión; por tus sacerdotes jóvenes; por tus sacerdotes enfermos; por tus sacerdotes en el purgatorio.

Pero sobre todo te encomiendo a los sacerdotes que me son más queridos; al sacerdote que me bautizó; a los sacerdotes que me absolvieron de mis pecados; a los sacerdotes cuya Misas asistí, y que me dieron tu cuerpo y tu Sangre en la Sagrada Comunión, a los sacerdotes que me enseñaron y me instruyeron o me animaron y me ayudaron; a los sacerdotes a quienes debo algo en cualquier otro modo, especialmente…

Oh Jesús guárdalos a todos cerca de tu Corazón y bendícelos copiosamente, así en el tiempo como en la eternidad. Amén.

Comentario de Myriam González Robayo el abril 12, 2012 a las 6:37pm

IRRADIANDO A CRISTO

(Por el Cardenal John Henry Newman)

Una de las oraciones preferidas de la Madre Teresa de Calcuta.

Querido Jesús,

ayúdame a esparcir Tu fragancia

por dondequiera que vaya.

Inunda mi alma con Tu Espíritu y Vida.

Penetra y posee todo mi ser tan completamente

que mi vida sólo sea un resplandor de la Tuya.

Brilla a través de mí y permanece tanto en mí

que cada alma con la que tenga contacto

pueda sentir Tu presencia en mi alma.

¡Permite que ellos al mirarme

no me vean a mí, sino solamente a Jesús!

Quédate conmigo y entonces podré comenzar

a brillar como Tú brillas,

a brillar tanto que pueda ser una luz para los demás.

La luz, oh, Jesús, vendrá toda de Ti;

nada de ella será mía.

Serás Tú quien brille sobre los demás a través de mí.

Permíteme así alabarte

de la manera que Tú amas,

brillando sobre aquellos que me rodean.

Permíteme predicarte sin predicar,

no con palabras, sino con mi ejemplo,

con la fuerza que atrapa,

con la influencia compasiva de lo que hago,

con la evidente plenitud del amor

que mi corazón siente por Tí. Amén.

© 2014   Creada por Nelson Medina.

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio