Amigos en la Fe

Lugar de encuentro FRAYNELSON.COM

Jesús Amabilísimo, enséñame a tener paciencia, cuando durante el día, pequeñas y mortificantes cruces prueben mi corazón.

(300 días de indulgencia)
EJERCICIO DEVOTO
En el cual se representa y se meditan todos los pasos de la sagrada pasión de Nuestro Señor Jesucristo.
EXHORTACIÓN
Estas oraciones son muy devotas
Los que las rezan podrán alcanzar de Dios lo que piden. Se ha de rezar ante un crucifijo comenzando el día viernes por espacio de 33 días, poniendo atentamente la vista en la santísima imagen. A las personas que esto hicieren le será otorgado lo que pidan si les conviene; el cautivo podrá ser liberado de su cautiverio; el litigante salir airoso de su pleito; siendo lo que pide en servicio de Dios; el enfermo por quien se ofrece, alcanza la salud; el que este en pecado mortal, salir de él; el difunto por quien le recen, salir de las pegas del purgatorio; el ausente, aun cuando esté en tierras extrañas, salir con felicidad.
Está este ejercicio confirmado por el Sumo Pontífice Gregorio XIII, quien lo concedió. Hecha la señal de la cruz y dicho el acto de contrición, se contempla la pasión que señala cada día y enseguida se rezan cinco Padre Nuestros, Avemarías, luego la Oración, Los Gozos y el ofrecimiento, y se concluye con tres credos y con la salve de los dolores.
ACTO DE CONTRICIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Padre de las misericordias y Dios de toda la consolación, cuya piedad nunca desprecia el corazón contrito y humillado, asegurando Vos mismo que no quiere la muerte del pecador, sino que se convierta y viva; aquí me tenéis, señor, rendido a vuestros pies implorando el perdón de mis pecados. Ablandad, señor, este corazón duro, encended este corazón helado; dadme lagrimas de verdadera contrición para que pueda asegurar el perdón de mis pecados, por lo cual os digo con todo mi corazón: señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, en quien creo, en quien espero y quien amo y en quien amo sobre todas las cosas; solo por ser vos quien sois bondad infinita, me pesa en el alma haberos ofendido y propongo firmemente nunca más pecar asistido siempre por vuestra divina gracia.
1. VIERNES. Primeramente has de considerar cuando nuestro redentor dio su Santísimo Cuerpo a sus discípulos.
2. SABADO. La agonía que tuvo en huerto.
3. DOMINGO. Cuando lo aprendieron y llevaron a la casa de Anás y las enfrentas que allí padeció.
4. LUNES. Cuando lo llevaron a la casa de Caifás y Pilato.
5. MARTES. Cuando lo desataron y llevaron arrastrando por las calles y la sangre que derramo.
6. MIERCOLES. Cuando lo pusieron delante de los sayones y delante de los sacerdotes, llegando y tratando con malas palabras.
7. JUEVES. Cuando lo llevaron a casa de Pilato y los malos tratamientos que allí le dieron.
8. VIERNES. Cuando lo sacaron de la casa de Pilato.
9. SABADO. Cuando lo sacaron de la casa de Herodes y las mofas que en ella padeció.
10. DOMINGO. Cuando le pusieron la vestidura blanca, haciendo escarnio de él.
11. LUNES. Cuando volvieron a la casa de Pilato.
12. MARTES. Cuando fue atormentado en la casa de Pilato a la vista de su Madre Santísima.
13. MIERCOLES. Cuando lo sacaron delante de todos y lo amarraron en una columna.
14. JUEVES. Cuando lo desataron y el cayó en el suelo por no poder de atormentado, y buscando la vestidura llegó un fariseo y le puso un pie en la garganta, en tanto que lo azotaba con gran crueldad.
15. VIERNES. Cuando pusieron la corona de espinas.
16. SABADO. Cuando le hicieron una caña en la mano y escarneciéndole le decían “Dios te salve, rey de los judíos”
17. DOMINGO. Cuando le pusieron una vestidura de escarnio.
18. LUNES. Cuando lo sacaron con la santa cruz a cuestas dando caídas en la tierra.
19. MARTES. Cuando la Verónica le dio su tocada y le limpio el santísimo rostro y si Santísima Madre le venero con su reverencia.
20. MIERCOLES. Cuando le llevaron a crucificar y su Santísima Madre iba en su seguimiento; y lo que sintió al verla tana afligida.
21. JUEVES. Cuando cruelmente azotado lo llevaron al calvario y lo desnudaron para clavarlo en la cruz.
22. VIERNES. Cuando cruelmente azotado, tiraron las ataduras de su santísimo cuerpo para que llegasen los brazos.
23. SABADO. Cuando lo clavaron en la cruz.
24. DOMINGO. Cuando tuvo aquel dolor tan grande después de haberlo clavado en la cruz y volviéndolo boca abajo, lo llevaron arrastrando hasta donde habían de clavar la cruz; y el gran dolor que sintió la divina majestad por las piedras que entraban por sus heridas de su Santísimo Cuerpo.
25. LUNES. El gran dolor que sintió cuando lo levantaron en lo alto de la cruz, pendiente de los clavos.
26. MARTES. Cuando las burlas y los escarnios que de su Santísima Madre hicieron los que estaban presentes y la hiel y vinagre que le dieron de beber.
27. MIERCOLES. La primera palabra que su majestad dirigió al padre eterno: “perdónalos, Padre Mío, porque no saben lo que hacen”
28. JUEVES. La segunda palabra, cuando dijo al buen ladrón: “ hoy estarás conmigo en el paraíso”
29. VIERNES. La tercera palabra cuando le dijo a a su madre: “mujer, he ahí a tu hijo”; y a San Juan: “he ahí a tu madre”.
30. SABADO. La cuarta palabra que nuestro señor dijo: “Padre Mío, ¿porque me has abandonado?”
31. DOMINGO. La quinta palabra que te dijo “ tengo sed”
32. LUNES. La sexta. Palabra que dijo: “todo está consumado”.
33. MARTES. La séptima palabra cuando dijo al padre eterno: “en tus manos, señor, encomiendo mi espíritu”.

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Oh Amantísimo Jesús Mío, que por vuestro amor derramasteis la sangre, siendo clavado en la cruz para lavar las manchas del pecado original y después del glorioso quisiste exaltar el amor con vuestro poder, sufriendo desprecios para que gozásemos nosotros vuestros prodigios y gracias sin fin, por tan innumerables beneficios, señor, os adoramos y os damos los agradecimientos, pidiendo justamente el aumento de la fe católica, la destrucción de las herejías, la conservación de nuestros frutos y cosechas, la salud de los enfermos, la seguridad de los navegantes, la paz entre los príncipes cristianos, la victoria contra los infieles, la redención de los pobres cautivos, y como soy yo uno de ellos, os suplico me atendáis con ojos de misericordia para que penetrada mi alma con el poder de vuestros auxilios pueda lograr al cabo de los verdaderos favores y la gracia que os vamos a pedir.
(Aquí hace la petición)
Así lo haréis y así lo espero, Amorosisimo Crucificado Mío, pues sois mi Padre Dios de todo consuelo; y sobre todo no quiero sino lo que dispusiere vuestra santísima voluntad con la cual humildemente me resigno, para que me deis lo que más me convenga en este mundo, hasta la vista de vuestro deseado rostro.
GOZOS
A LA SAGRADA PASIÓN DE CRISTO NUESTRO SEÑOR

En este mundo pedimos
Al crucificado Dios…
Misericordia Jesús
Misericordia señor
A vuestro pies reverentes
Remedio pronto esperamos
Y por eso diligentes
Y humildes perseveramos,
Y a boca llena os llamamos
Nuestro padre y protector.

Misericordia Jesús
Misericordia señor
A punta de flechas
Se rinde infiel osadía
De lo que hicieron tu imagen
Por su ciega idolatría;
¿Quien así vencer podría
Sino virtud superior?
Misericordia Jesús
Misericordia señor
A clavos, corona y lanza
Flecha juntas la impiedad,
Para inclinar la balanza
De vuestra fina verdad,
Así trueca caridad
Agravios del malhechor.
Misericordia Jesús
Misericordia señor
Al que ha llagado de culpas
Mirase a Jesús contrito
En paz y en salvo se queda
Indultado del delito,
De que medio tan exquisito
Ya Moisés fue mostrador.
Misericordia Jesús
Misericordia señor
De una multitud de enfermos
Es el mundo la piscina,
El Ungido es para todo
El médico y medicina;
Alto el agua cristalina
Que anda en ella el movedor.
Misericordia Jesús
Misericordia señor
Vamos subiendo las gradas
En el ánimo confiado
Siguiendo bien las pisadas
De Cristo Crucificado;
Pues ya nos ofrece atado
Las fuentes del salvador.
Misericordia Jesús
Misericordia señor
Todos los males rescatan
Ya visibles como invisibles,
Vence casos imposibles
Cuando benigno nos trata;
Con razón el alma grata
Lo venera redentor.
Misericordia Jesús
Misericordia señor
Refieren los navegantes
Sus milagros a millares,
Y los de tierra constante
Los cuentan por centenares;
Ángeles, hombres y mares
Alaban su defensor.
Misericordia Jesús
Misericordia señor

ORACIÓN
Para ofrecer este santo ejercicio.
Penetrado de la mayor confianza en vuestra bondad infinita, me entrego a vos, oh adorable salvador mío. ¿Qué podre ya reservarme de cuanto tengo en esta vida cuando os veo morir por mí? Si, Dios Mío. Me abandono enteramente a los designios de vuestra providencia, disponed de mí como soberano dueño, colocadme en la pobreza, en la prosperidad, o en los trabajos, en los consuelos, en las aflicciones, en la enfermedad o en la salud, en la vida o en la muerte.
Siendo que yo esté a los pies de vuestra cruz, unidos a vos, todo lo demás me importa nada; vuestra cruz y vuestra gracia me suplican en todas mis cosas esperando me concedáis un verdadero arrepentimiento para llorar mis innumerables culpas y la gracia necesaria para perseverar en vuestro santo servicio hasta el fin de la vida. Amén.

Vistas: 544

Respuestas a esta discusión

Querida Fina:

Muchas gracias por invitarme al grupo, la oración de los 33 pasos me encantó, otra amiga también muy querida, me invitó a orarla, es muy eficaz, en ella he encontrado respuesta a muchas de mis inquietudes, logré que lo que me preocupaba tanto se empezara a resolver, Dios en su infinita misericordia, me esta guiando y puedo ver lo que no veía.  Muchas gracias porque esto me permite ayudar a buscar siempre la humildad y con ello acercarme más a Dios nuestro Señor.

Que Dios la llene de su sabiduría y bondad, la bendiga y la llene de su amor.....

QUISIERA LEER ESTA ORACION MEJOR DICHO HACERLA NO ME LA PRDRIAS MANDAR A MI CORREO ELECTRONICO PARA IMPRIMIRLA PARA EMPEZAR A REZARLA.PERDON POR LA MOLESTIA DESDE YA MUCHAS GRACIAS

RSS

© 2014   Creada por Nelson Medina.

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio